Morada especial es el lugar donde guardo a modo de cuaderno de campo las observaciones y sensaciones sobre naturaleza de Mi ojo morado. Ambos blogs se encuentran íntimamente relacionados.

Herrerillo común (Parus caeruleus)


Entre mis bosques, hay uno casi mágico que es  una dehesa de roble albar (Quercus petraea)  salpicada de roble negral (Quercus pyrenaica) con ejemplares de muchos cientos de años. Es una de las mejores dehesas que se conocen. Muchas veces me acerco a este rincón en la Sierra de la Demanda en Burgos y recorro cada centímetro. Se oyen los pájaros, pero resultan muy difíciles de atisbar. Cuando lo visito en los meses de abril y mayo es cuando más actividad hay, los pájaros están más afanosos bien emparejándose o recogiendo material para los nidos. Además a los árboles todavía les queda un poco para que su follaje cubra sus ramas.

Entre los que siempre veo se encuentran los pinzones, también son frecuentes el carbonero común, y el herrerillo común. A veces pasan no sin cierta escandalera los mitos.


Herrerillo común
El herrerillo común es fácilmente localizable en muchos lugares, no sólo en bosques sino también en otras zonas menos arboladas. Cuando no han brotado todavía las hojas y sólo se ven yemas en los árboles o arbustos se les ve con una gran actividad alimentándose. Casi no paran un momento.


No hay comentarios:

Publicar un comentario